#Nuevo

Libro del mes: "El Príncipe del Sol", por Claudia Ramírez Lomelí #PatoRecomienda

2017: El año en que aprendí a "encajar los golpes"

El 2016 terminó tan mal, que no me quedó de otra más que decir "Ya lo viví todo; el 2017 no puede ser peor". Spoiler: sí se podía.

El 2017 fue, de principio a fin, un suceso malo, seguido de uno bueno, seguido de uno malo, seguido de uno bueno. Incluso comenzó tan catastróficamente que, entre mis amigos, bromeaba diciendo que no era 2017, era un 2016.2 o algo así. Eventualmente las cosas fueron tomando un rumbo más o menos estable, pero no fue para nada un año fácil. Una pérdida de empleo, una terrible noticia familiar, complicaciones de salud y más pérdidas de tiempo, dinero, energía e incluso de personas importantes.

Sin embargo (tras un largo proceso de introspección, que fue [ahora lo entiendo] realmente un proceso de dos años) siento que este año terminé de crecer como persona. Claro, uno realmente nunca deja de crecer y espero, en verdad, nunca dejar de hacerlo, pero este año y el pasado juntos fueron un "amiga, date cuenta" que me hizo darme cuenta de muchas cosas. Dejar de enamorarme a lo tonto y enamorarme de mí mismo; soltar miedos y tomar más riesgos; cambiar los "y si..?" por "y si sí?"; hacer las cosas por gusto y no por deber, y sobre todo, a hacer las cosas por mí y no por nadie más, sin dar explicaciones a quienes no las valen.
En 2017 aprendí a encajar los golpes: Uno no puede evitar los golpes (bueno.. A veces puedes aprender a esquivarlos, pero aún soy muy torpe para eso), pero ya que los recibiste puedes aprender a encajarlos, a escalarlos y a dejar que te fortalezcan. A reconocerlos una vez te han pegado para que, si vuelven a golpearte, sepas identificarlos y no permitas que vuelvan a dañarte. Este año inevitablemente me lastimó, pero ese dolor no fue sufrimiento, fue de fortalecimiento. Soy más fuerte lo que era el 1º de enero de 2017, ¡Mucho más! Y si este año no acabó conmigo, nada lo hará.

Gracias, 2017. Me hiciste más fuerte, más seguro, más analítico, pero también más apasionado. Y aunque escribo esto con lágrimas en los ojos, sólo te recordaré como el año en el que me fortalecí por dentro.


Claro que no quiero que este sea sólo un post pesimista con final feliz y mensaje empoderador, así que ahí les van mis 5 mejores vivencias de este año:

5. Viajar con mi propio dinero. Este año hice un viaje con un grupo de amigos a principio de año, otro a mitad de año con el mismo grupo y finalmente otro a finales con mi novio. El resultado fue que conocí un pueblo mágico (Cuatrociénegas) y una ciudad extraordinaria (CDMX) y, sobre todo, me conocí más a mí mismo.
4. Conocí personas extraordinarias a lo largo de todo el año. Algunas amistades circunstanciales, otros simples contactos, algunos buenos amigos. También algo muy importante es que mantuve cerca a mis amigos de años y supe quienes son mis verdaderos amigos, además de que decidí alejar a quienes no me aportaban nada positivo.
3. Crear. Este año no dejé de crear piezas nuevas (sobre todo por encargo) lo que significa que trabajo nunca me faltó haciendo lo que más me gusta.
2. Cometí nuevos errores. ¿Qué significa esto? ¡Que probé a hacer cosas nuevas! Intenté, hice, me equivoqué, tuve errores garrafales que desearía no haber cometido y que aún me avergüenza recordar, pero que fueron parte de un proceso de aprendizaje increíblemente significativo que me hizo crecer como creativo.
1. Dejé de enamorarme tontamente cada poco tiempo para aprender a enamorarme totalmente de mí mismo y, finalmente (y por azares del destino, no le doy otra explicación) conocer a alguien que me hace enamorarme todos los días de él, y quien hoy es mi novio.


Gracias por leerme. Nos conozcamos mucho o poco, me encantaría que me dejaras un comentario u opinión y te deseo lo mejor para este nuevo año que comienza! Si sobrevivimos al 2017, seguro ya nada puede contra nosotros!
¡Nos leemos en 2018!

Comentarios

  1. Así es Pato, se sufre pero se aprende, sigue creciendo, sigue aprendiendo, amando y esquivando los madrazos, porque seguirán llegando.
    Sigue tu rumbo sin miedo y con la frente en alto.
    Te amo

    ResponderEliminar
  2. Welcome to adulthood :)
    Your future might be as bright as you wish it to be. Your future is now.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario