Atazagorafobia

Atazagorafobia (s.): Miedo irracional y enfermizo a ser olvidado.

Después de dos meses de descanso de esta sección, que debo confesar fueron unos meses algo emocionalmente difíciles por diversas cuestiones, hoy estoy de vuelta con esta sección que tanto me gusta: Hoy vuelvo a abrirme con ustedes y compartirles un escrito personal, junto a una ilustración de un artista local.
La ilustración de este mes es hecha por Oziel, diseñador y amigo de hace algún tiempo que compartimos varios gustos y pasiones; ya era hora de que por fin pudiéramos hacer algo juntos!
Me encantó lo profundo y a la vez sencillo de esta ilustración, así como la bellísima inclusión de colores.

Hoy quiero hablar de un tema interesante.. Las fobias. Todos tenemos fobias comunes y no tan comunes, a las arañas, a los números nones; a los lugares cerrados o a los payasos, pero las fobias a cosas que no podemos medir o palpar son las que más interés despiertan en mí.
Hace unos días una persona volvió a mi vida después de un año y mencionó la palabra "atazagorafobia" mientras conversábamos; me llamó mucho la atención desde su pronunciación y cuando me compartió su significado fue aún más interesante. "Creo que soy atazagorafóbico", pensé. Lo más gracioso es que esta palabra me la compartió una persona a quien, efectivamente, no olvidé.
El significado siguió haciendo eco en mi cabeza el resto de la semana y me di cuenta de eso... Constantemente están entrando y saliendo personas a mi vida, y yo lidio con ese miedo a olvidar, pero sobre todo, de ser olvidado.

¿Por qué me aterra ser olvidado? No lo sé... Pero saber que existe este problema y estar seguro de que lo tengo me hace verlo no como una pregunta sin respuesta, sino como una respuesta ambigua a muchas preguntas.

Vivimos en movimiento y el hecho de estar constantemente cuestionándome, probándome y sobre todo, exigiéndome, me trae constantemente ese miedo a no ser lo suficientemente bueno, o de no ser lo suficiente (así, a secas). Es una idea que ha estado rondando en mi mente desde hace algunos meses y que me causa mucha presión y hasta cierta desesperación. Todos queremos ser el mejor en lo que hacemos, pero hasta qué punto es sano el exigirse tanto? Nunca me había percatado de lo peligroso que llega a ser el querer dar más de lo que puedo y participar en todo lo posible hasta hace poco y no he dejado de preguntarme por qué... Hasta que lo entendí: Porque me aterra ser olvidado. Me aterra dejar de ser, dejar de estar, dejar de ser lo que he logrado construir de mí mismo hasta ahora. Es una dualidad con la que lucho constantemente entre dejar ir y querer hacerlo todo, y ambos extremos son igual de atractivos, pero sabemos cuál de los dos terminaba ganando en mí.

Entendí finalmente que es imposible ser recordados por el mundo entero, pero que podemos trabajar en dejar huella. Día a día, una huella a la vez, pero para cuando nos hayamos dado cuenta ya habremos dejado un camino entero trazado, digno de ser recordado y seguido por alguien más. Todos tenemos algo que cambia, alienta, inspira o motiva a los demás sin saberlo, y es eso lo que nos hace precisamente imposibles de olvidar.
Seguramente no recuerdas a todas las personas que has conocido en tu vida, pero recuerdas perfectamente a las personas que han generado un impacto valioso. No se trata de las mentes que nos recuerdan, sino de los corazones que tocamos y cambiamos para bien.

Leí alguna vez que "la clave de la inmortalidad es llevar una vida digna de ser recordada" y encuentro ahí muchas respuestas, pero también muchos retos.
Lo único que sé es que esto es una lucha individual que todos llevamos; Si no queremos ser olvidados, hay que trabajar en ser una versión de nosotros mismos digna de ser recordada, dejando huella.

Con esto me despido. Espero les haya agradado este post y los invito a cuestionarse, pero sobre todo, de superar su atazagorafobia (si la tienen) y comenzar a vivir una vida digna de ser recordada.
Gracias a Oziel por su ilustración! Síganlo en instagram!!
¡Nos leemos muy pronto!

—Pato

Comentarios