4 lecciones para crecer

¡Estoy de aniversario! En un día como hoy, hace 4 años, me senté frente a mi computadora después haber tomado una de las mejores decisiones de mi vida: Comenzar un blog personal.
Hoy se cumplen 4 años y no puedo creer lo rápido que avanza el tiempo y cómo ha evolucionado este espacio! Nació en 2013 como un blog en el que podría documentar mis proyectos de costura en general y poco a poco lo fui encaminando a un enfoque cultural donde les contaba los lugares a los que iba y las marcas locales que conocía. Finalmente se convirtió en lo que es hoy: Mi espacio personal en el que les cuento qué hago, a dónde voy, qué compro, qué leo, qué visto, pero sobre todo, quién soy y qué siento.


Estos cuatro años han sido largos y muy satisfactorios; me han permitido crecer como persona y como creativo, me han permitido explorar facetas de mí pero, sobre todo y lo más importante, me ha permitido conocer a muchas personas: Personas maravillosas que han entrado y salido de mi vida o permanecido en ella, y han dejado su marca grande o chica y que han aportado mucho o poco en quién soy ahora.
Y como el título de este post lo dice, quiero compartirles los 4 aprendizajes más grandes que me ha dejado tener un blog a lo largo de estos 4 años

1. Tu espacio, tus reglas.
O en vez de reglas, tu contenido, tus horarios, tus métricas... Está increíble hacerte una agenda de contenido y seguirla, pero algo de lo que me he dado cuenta estos últimos 4 años (especialmente este último) fue que el espacio es tuyo y se trata de hacerlo tuyo, y aunque es bien importante tener claro tu pilar principal (moda, DIY, lifestyle, cultura, etc.), se vale estar constantemente metiendo temas extras de algo nuevo que conociste y te gustó. 
Es válido dejar que el espacio crezca contigo y se vaya ampliando, así como constantemente uno mismo va ampliando sus gustos. Este último año me atreví a meter temas nuevos: Viajes, marca mexicana del mes, libro del mes & viernes de ilustraciones. Aunque son temas muy variados, todos se relacionan con mi enfoque principal que es el de crear, y apreciar lo creado por otros.

2. Fake it 'til you make it.
Desde el momento que creé el blog supe que era algo que debía tomar en serio y meterme de lleno en el papel. No hablo de convertirlo en un trabajo de tiempo completo del que planeas vivir (que nunca fue mi intención), pero hace una diferencia enorme cuando te comprometes de lleno con tu proyecto y lo fusionas con tu estilo de vida. Uso la frase "Fake it 'til you make it" ("Fíngelo hasta lograrlo") porque desde el día 1 que publiqué la primer entrada de mi blog sumé la frase "..y tengo un blog" a lo que digo para presentarme. No esperé a que mi blog creciera, o tuviera ciertos seguidores, o me conociera cierta gente para sentirme el blogger que soy. Desde el primer día que publicas (y te comprometes a seguir publicando semana a semana) ya lo eres! O al menos estás en el proceso de serlo o consolidarte como tal. Hay que creerlo uno mismo para que los demás lo crean.


3. Se vale cambiar.
Quienes me conocen de más tiempo saben que he cambiado de enfoque, de dominio y de diseño varias veces. Me di cuenta de que aunque sí puede ser complicado y hasta confuso hacer un giro radical en tu blog, se vale! No le debes nada a nadie más que a ti mismo, así que se vale cambiar conforme se vaya adaptando a lo que quieras o lo que mejor te represente.
El blog comenzó como "Lagarda Atelier" y era una fusión de mi blog y mi marca. Al principio me funcionó muy bien, pero me di cuenta de que era confuso tener ambas cosas, por lo que dejé Lagarda Atelier como sólo mi marca y hace un año, por mi 3er aniversario hice la separación formal y creé la nueva imagen de Pato on the Go!, un branding que estuvo funcionando por muy poco tiempo, ya que me terminé por dar cuenta de que realmente la gente me conocía como Pato Lagarda.. Por eso me decidí a implementar un branding nuevo e instalar el dominio actual y consolidar mi blog actual como tal... ¡Todos los cambios han sido para mejorar, definitivamente!

4. Es tu espacio, hazlo tuyo.
Lo que más me enorgullece de mi blog es que no hay entrada que lea con una expresión de "me encanta" en la cara. Ha sido un proceso, pero finalmente puedo decir que me encanta lo que hago, y me encanta mi blog. Aunque este no es mi único compromiso ni mi "full-time job" (como sí es en el caso de muchas y muchos bloggers a quienes admiro mucho), puedo decir que estoy feliz con a dónde he llegado. Algo que llegué a entender poco a poco es que al ser un espacio personal, es de gran importancia dejar que la gente nos conozca a través de nuestras palabras y nuestras vivencias. Todos compartimos el lado bonito de nuestra vida aquí, pero se vale compartir mucho más; lo que pensamos, lo que sentimos, lo que nos preocupa o nos sorprende. Es mi espacio personal y es para todos ustedes, por eso soy un libro abierto compartiéndoles constantemente más que sólo a dónde voy, qué hago o qué compro.



Esas son las 4 lecciones que me ha dejado mi blog en 4 años. Si bien he aprendido muchas más cosas, estas son lecciones que deseo compartir con cualquiera que va empezando o desea empezar un blog, así como cualquier otro proyecto en el que confías.
Lo único que me queda es agradecer a todos quienes me leen por seguir aquí conmigo, por confiar en mí, aportar algo, leerme y en general creer en mí. Es gracias a ustedes que este espacio ha seguido creciendo y que me animo a seguir pensando qué escribir o qué compartir con ustedes.
Aunque los últimos meses han sido de muchísimo trabajo y no he podido traerles contenido muy seguido, ya estoy trabajando en algunos proyectos nuevos muy interesantes que sé que les gustarán mucho!
Este espacio desde 2013 me ha permitido desarrollar mi creatividad, explorar mi potencial, conocer personas, marcas, lugares y sensaciones, pero sobre todo, conocerme a mí mismo! Y espero que pueda seguir compartiendo por varios años más!
Muchas gracias especialmente a las personas que están conmigo desde el principio; mi familia (y muy especialmente a mi papá por siempre apoyarme con fotografías), a mis amigos de la universidad y gente que ha estado conmigo en este camino. Y no menos importantes, muchas gracias a las personas que he conocido en este camino a lo largo de estos 4 años y que han permanecido. Gracias a ustedes es que ahora estoy aquí y me siento feliz de poder compartirles otro aniversario, y seguir haciendo crecer este espacio, que al final es de mí para ustedes.

Muchas gracias por leerme! ¡Nos leemos muy pronto!
—Pato

Comentarios

Publicar un comentario