Fake winter

Fotografías por Marco Lagarda/La Ritrattería Monterrey


Quiero abrir este post con un profundo "¡¿WTF, Monterrey?!". Estamos en febrero y ni lo noto! Me parece increíble cómo los días en los que realmente se siente como invierno han sido contados, por lo que no he tenido oportunidad de usar atuendos propiamente invernales. Sin embargo, esto trae una ligera ventaja: Los outfits de entretiempo predominan y nos deja la oportunidad de experimentar con capas y texturas, lo que si bien es algo que uno espera hacer en otoño y no en invierno, siempre es divertido jugar con estos outfits.


Para este outfit decidí armar una propuesta algo arriesgada para lo que acostumbro usar: Combiné dos elementos que me encantan, que son los tirantes y las camisetas de cuello alto (en serio, no tienen una idea de cómo AMO las camisetas de cuello alto) con dos estilos que me dan algo de miedo; los pantalones straight/relaxed fit (una novedad para alguien como yo que acostumbra siempre usar skinny jeans) y cualquier tipo de camiseta por dentro del pantalón.. La razón por la que no me gusta usar la camiseta fajada es que siento que acorta mucho mi talla, y si bien sé que no soy alguien "chaparro", tampoco soy alto, por lo que le tenía miedo a este estilo. Sin embargo, el día que armé este outfit para una tarde casual con amigos, me enamoré del resultado final: algo chic/classy gracias a los tirantes y los zapatos tipo saddle, pero con el giro sofisticado que le daba la camiseta oscura y el pantalón vino.



Complementando con una chaqueta ligera y unos lentes de sol adecuados, se convirtió en un outfit que me convenció mucho y me hizo sentir muy cómodo y arreglado sin mucho esfuerzo, por lo que no puedo esperar a probar más variantes parecidas de este estilo!



Hasta aquí llegamos.. Sin duda debo seguir experimentando con más estilos así para seguir saliendo de lo tradicional y experimentar cada vez un poco más con mi imagen, que a fin de cuentas de eso se trata esto; de experimentar y divertirse!
Muchas gracias por leerme! Y gracias especialmente a Marco Lagarda (mi papá!) por las increíbles fotografías! ¡Nos leemos muy pronto!

Comentarios