My halloween weekend!

Pasó mi día favorito del año y terminó mi mes, y creo que, históricamente, ha sido el mejor Halloween que he tenido jamás!
La verdad es que este Halloween fue diferente a cualquier otro porque tuve varios pedidos muy especiales que disfruté mucho confeccionar, tuve eventos muy divertidos y este año no usé uno, ni dos disfraces.. ¡Usé cuatro!

Desde los encargos que tuve en el Atelier tuve para estar entretenido y sintiendo el espíritu otoñal desde semanas antes de la tan esperada fecha; este año tuve 4 encargos, cada uno muy diferente y que me tuvieron muy entretenido!!




El primer encargo fue un tutú de colores que me pidió una compañera del trabajo. La verdad nunca había hecho un tutú y es algo ridículamente sencillo de hacer! Así que decidí grabar un tutorial para enseñar el proceso; quienes me habían leído hace poco, seguro lo vieron en el post anterior, pero a los que no, aquí se los dejo:



Siguiente, y bastante express, siguió confeccionar un vestido de Eleven, personaje de la serie de Netflix "Stranger Things". ¿Ya la vieron? Yo no la he podido ver y demasiada gente me la ha recomendado!
La verdad tenía demasiadas ganas de confeccionar este vestido, pues aunque no había visto la serie, el personaje me atraía demasiado! Y finalmente se me presentó la oportunidad gracias a una ex-compañera de la prepa.




El siguiente gran reto fue el que me pidió mi nuevo amigo Xaúl, director del portal de interés LGBT RegioGay (¿Ya lo conocen? Sigan sus redes sociales!). Xaúl estaba planeando una fiesta de Halloween para celebrar también su cumpleaños y el 2o aniversario de RegioGay, y me pidió ayuda para traer de la vuelta al icónico músico Prince! La verdad es que cuando me dijo que haría a este personaje me emocioné muchísimo y acepté fascinado a hacérselo!
El proceso fue algo cansado, pero divertidísimo y muy satisfactorio:





Finalmente, un pedido bastante express que por poco y no acabo, pero que estuve muy feliz de aceptar fue el que me pidió mi amigo Kike (de quien ya les he platicado anteriormente) que decidió ser Daniel el Travieso! Su disfraz consistió en un overol rojo muy tierno y divertidísimo de hacer!



Estos fueron los 4 pedidos que me tuvieron trabajando el mes de octubre! ¿Quedaron lindos, verdad? Uno de los retos más grandes que enfrenté también fue que a partir de este agosto mi horario de trabajo se expandió y aumentaron mis responsabilidades, así que tengo menos tiempo para el Atelier, pero a como pude logré sacar todo a flote!


¿Y qué hice yo?
Como les mencionaba al inicio de la entrada, este año Halloween fue muy especial porque usé cuatro disfraces! Pues desde el 28 hasta el 31 de octubre tuve diferentes actividades y no quise repetir disfraz!

El primer día de actividades fue el viernes 28. En el trabajo tuvimos concurso de disfraces y mis jefes me consideraron ideal para conducir el concurso! Para ese día, me preparé con un disfraz del Pato Donald que ya había usado en 2012 y fue una excelente ocasión para volver a sacarlo del clóset!
Con mi amiga blogger y compañera de trabajo, Vi Gutiérrez de When Vianey met Jane.


El sábado 29 fue un día de muchas carreras! Tuve examen en la maestría y después vi a dos clientes, pero en poco más de una hora improvisé disfraz y fui El Androide 17, del anime de nuestra infancia, Dragon Ball! La verdad es que tenía mucho tiempo queriendo disfrazarme del Androide 17, y este Halloween fue la ocasión ideal para hacerlo!


El domingo 30 fui invitado como juez al Spooky Fest, un evento organizado por mi amiga Cindy de Creamy Pop. El Spooky Fest fue un evento organizado para celebrar la cultura pop del terror-horror, y consistió en una serie de relatos de terror, una trivia y finalmente un concurso de disfraces, del que fui juez.
Para este día, decidí repetir mi cosplay de Jack Frost, pero en la versión que utiliza al inicio de la película de El Origen de los Guardianes: el atuendo café que lleva una capa. La verdad es que Jack Frost es uno de los personajes que más he disfrutado ser, así que volverlo a usar me llenó de nostalgia y alegría!


Y finalmente, para el lunes 31 de octubre, el mero día de Halloween, opté por algo más sencillo, pues ese día sólo iría al trabajo: Decidí ser Shaggy, de mi caricatura favorita de la infancia, Scooby Doo!
Fue un disfraz muy improvisado y realmente sencillo, pero no por eso menos especial para mí!


Como pueden ver, hablo muy en serio cuando digo que Halloween es mi día favorito del año! No puedo dejar pasar esta fecha tan genial para mí y celebrarla como se debe! Y les confieso que ya estoy planeando cosas muy geniales para el año que viene.
Como siempre, muchas gracias por leerme y por seguir haciendo este espacio crecer! ¡Nos leemos muy pronto!

Comentarios