Primavera anticipada

Fotografías: Patricio Lagarda
Asistente: Rebeca Bradford
Modelo: Antonio López Ruiz



Febrero fue un mes gélido en el lugar donde vivo y lo que va de marzo ha estado muy irregular también, pero la idea de que en dos semanas más llegue la primavera me provoca algo de emoción.
Aprovechando esto, y que además los montes están comenzando a reverdecer y las flores están retoñando de nuevo, quise sacar esta camisa que llevaba tiempo terminada y no había podido fotografiar.

Esta fue la primer pieza que confeccioné utilizando patrones comerciales y debo decir que si bien al principio fue algo complicado de entender (como toda cosa nueva que se prueba, supongo), me agradó mucho el resultado, pues los patrones facilitan muchísimo el trabajo de cortado y dan una guía de donde cortar, coser y fusionar. Si bien son muy funcionales para generar ropa en tallas estandarizadas, alguien con una complexión como la mía batallaría mucho para hacerse ropa, por lo que cada vez me estoy animando más a modificar patrones o crear desde cero patrones a mi medida.
La tela es, sin duda, lo que más me gusta de esta camisa; es una tela que me donó una tía entre muchos otros retazos más de telas que tenía guardadas desde hace años y no parecía interesada en usar posteriormente. Desde que la vi me enamoré totalmente y estuve mucho tiempo pensando en cómo utilizarla, hasta que me decidí a emplearla en la confección de esta camisa.




El proceso de confección fue tardado y lento, pues fue la primera vez que confeccionaba algo tan completo y con tantas partes, así que me llevé buen tiempo en entender los patrones y las partes de la camisa, además de que en todo momento estuve procurando perfeccionar mis habilidades de costura para obtener buenos resultados.


Comencé la camisa en diciembre y la terminé los últimos días de ese mismo mes, pero por cuestiones del mal clima, falta de disponibilidad y otros factores, no pude fotografiarla de inmediato.
Hasta hace una semana, viendo una ligera mejora en el clima decidí fotografiarla por fin y el resultado que obtuve me gustó muchísimo. Aquí están los resultados:






Ese es el resultado de lo que fue mi primer intento de confeccionar una camisa; si bien no fue perfecto, estoy muy satisfecho con lo que obtuve y sigo trabajando en el Atelier para producir cosas nuevas.
Quiero agradecer muy especialmente a Antonio por su profesionalismo y apoyo como modelo para la realización de esta sesión y a Rebeca, mi gran amiga, por su gran apoyo detrás de cámara.
Y gracias también a quienes me leen y están en espera de contenido nuevo. Tengo proyectos interesantes en puerta, así que nos leemos muy pronto!!

Comentarios