Finalizando enero. Lo bueno, lo malo y lo... ¿Feo?

Está terminando el mes de enero y debo decir que me encuentro con sentimientos encontrados, algo así como una mezcla de satisfacción, culpa, éxito y vergüenza.

Me había propuesto para este año no hacer tantos lapsos sin contenido en el blog (y fallé rotundamente) pero al menos estoy feliz porque no fue un mes totalmente improductivo.
Durante este mes pude terminar dos prendas que había comenzado el año pasado y desde hace ya algunas semanas tengo listas para mostrarlas como se debe (a continuación un previo de cada una).



..Es muy fácil imaginar qué es cada una de ellas y, como digo, ya tengo tiempo con ellas listas para fotografiarlas y mostrarlas en el blog, pero lamentablemente el clima estos días en mi ciudad no ha estado nada cooperador y esto me ha tenido aplazando las sesiones respectivas para cada prenda. (Puede estar de más decir que me siento ligeramente frustrado...) 
Creo que de momento sólo me queda disculparme como ya es usual por la ausencia de contenido y espero poder realizar las dos producciones lo antes posible.


En otras novedades, estoy algo emocionado porque este mes me di la tarea de comenzar con un nuevo hábito, el de empezar a leer revistas de moda ya que no suelo comprarlas; soy más de los que prefieren leer a través de dispositivos electrónicos. Sin embargo, este mes me animé a comprar el número de enero de VOGUE México:



Es de suponer que estoy enamorado de los contenidos (vaya que es muy diferente leer publicaciones impresas a las digitales, al menos en mi opinión) y espero que este sea sólo el primer ladrillo de la que espero sea una colección larga y continua.



Y bueno, creo que con esto me despido y doy por cerrado el mes de enero, ya veremos qué sorpresas y proyectos vienen en febrero. Gracias a quienes me siguen y me leen, lo aprecio muchísimo! 

Comentarios